Más de una cuarta parte de las empresas de la UE ya utilizan la nube

Ante el brote provocado por el COVID-19, muchos empleados han empezado a trabajar desde casa como medida de precaución para reducir el riesgo de contagio. Trabajar desde casa depende principalmente de las aplicaciones de la nube que ayudan a los empleados a realizar sus tareas de manera eficiente. Según el informe de Eurostat, el 36% de las empresas de la UE utilizaron la nube en 2020. ¿Qué ha cambiado durante estos años? 

¿Qué es el Cloud Computing?

En pocas palabras, el Cloud Computing es una tecnología de TI moderna para el procesamiento y almacenamiento de datos. La revolución es que los datos no se almacenan en discos de ordenador, sino en el espacio virtual, en servidores fuera de la red local, en la nube. Los ordenadores, tabletas y portátiles son solo herramientas gracias a las cuales tenemos acceso a los datos. 

Empresas que utilizan la nube

No hay duda de que la pandemia ha afectado en gran medida la forma en que muchas empresas trabajan y utilizan las herramientas de la nube. El siguiente gráfico muestra claramente las diferencias en el uso de la tecnología en la nube en 2018 y 2020. En comparación con 2018, el uso del Cloud Computing en la UE aumentó especialmente en el sector manufacturero en 2020. 

Se pueden observar diferencias significativas entre países. En Finlandia (75%), Suecia (70%) y Dinamarca (67%), al menos el 60% de las empresas utiliza la nube. Por otra parte, en Grecia (17%), Rumanía (16%) y Bulgaria (11%) menos del 20% de las empresas lo hicieron. En el caso de España se nota un aumento del 22al 26%. 

¿Cuál es el futuro del Cloud Computing?

Mantener negocios en las nubes se está volviendo cada vez más popular. En primer lugar, debido a las numerosas ventajas del Cloud Computing, es decir, fácil accesibilidad, rentabilidad y flujo de información más rápido entre empleados ubicados en diferentes partes del mundo. También es una garantía cada vez mayor de seguridad de los datos. Gracias a la nube, muchas (especialmente las pequeñas y medianas empresas) pueden utilizar instalaciones de TI que hasta ahora no han estado disponibles para ellos debido a los altos costos o la necesidad de instalar una infraestructura especial. A menudo, renuncia a sus propios servidores a favor de transferir servicios a la nube. 

Según las predicciones de la firma de investigaciones IDC para 2021, más del 80% de las empresas exigirá el mantenimiento de la soberanía de sus datos y la capacidad de tener control sobre ellos desde cualquier parte del mundo. 

Resumen

La dependencia de las aplicaciones de la nube y otras tecnologías ha aumentado drásticamente debido a la situación actual de la pandemia COVID-19. El Cloud Computing es una de las tecnologías digitales estratégicas que se considera habilitadores importantes para la productividad y mejores servicios. Las empresas utilizan la nube para optimizar la utilización de recursos y crear modelos comerciales y estrategias de mercado que les permitan crecer, innovar y ser más competitivas.