Seguridad en las videoconferencias 

El contexto socio-profesional la situación de pandemia actual ha afectado a nuestro día a día de forma significativa. Las medidas de seguridad para afrontar esta crisis requieren que se mantenga una distancia social adecuada. Afortunadamente, muchas empresas pueden continuar sus actividades organizando opciones de teletrabajo para los empleados. Organizar todo correctamente, a menudo implica reuniones en línea. Pero ¿cómo garantizar la seguridad de las videoconferencias en la empresa?

      1. Elegir la herramienta adecuada 

Incluso las mejores medidas de prevención pueden ser ineficaces si tu empresa utiliza el software inadecuado. Es fácil tomar una decisión equivocada si nos guiamos por la popularidad de la solución al tomar una decisión. Normalmente, en el caso de las tecnologías más utilizadas, muchas personas con intenciones maliciosas buscan sacar provecho a costa de las empresas. 

¿Cuál es la conclusión? Para garantizar la seguridad de las videollamadas, utilice un software interno adquirido o desarrollado específicamente para tu empresa. Nuestros expertos recomiendan plataformas como Microsoft Teams o Google Hangouts. Son herramientas probadas que están protegidas por las medidas de seguridad adecuadas. 

      2. Establecer una contraseña para la videoconferencia 

Este consejo puede parecer muy obvio, pero muchos se saltan este paso. Algunas profesionales asumen que, si una reunión determinada tiene una identificación, ninguna persona no autorizada se unirá a ella. En la práctica, sin embargo, una persona no autorizada puede obtener acceso deliberada o incluso accidentalmente al ID de la reunión. Por esta razón, una contraseña es esencial para garantizar que una videollamada es segura. 

      3. Definición de roles y permisos de audio 

Es muy importante controlar cómo acceden los participantes a las salas de conferencias. Para ello, serán necesarias plataformas de videoconferencia que permitan la autenticación de los participantes. Normalmente, estas plataformas incluyen una lista de contactos que se puede utilizar para asignar roles y permisos. 

      4. Utilizar la sala de espera 

Si organizas un seminario web para los empleados de tu empresa o para tus clientes, puedes controlar quién tiene acceso a la videoconferencia. Utilizando una sala de espera, decides quién y cuándo puede unirse a la reunión. En caso de identificar una ID de participante sospechosa o un comportamiento improcedente, puedes expulsar a la persona de la reunión en cualquier momento. 

      5. Desactivar el uso compartido de archivos 

Para lograr su objetivo, los hackers pueden colocar archivos que contienen software malicioso en lugares donde pueden ser descargados por personas desprevenidas. Por tanto, en el caso de las videoconferencias, utilizarán el chat de reuniones. Si desea evitar este riesgo, desactive la transferencia de archivos para todos los usuarios de forma predeterminada. Los datos deben enviarse con el uso de herramientas externas (por ejemplo, correos electrónicos).  

Es importante tener en cuenta los riesgos potenciales al usar tecnología. En tiempos difíciles para los negocios, los peligros de operar online aumentan. Por lo tanto, destacamos la importancia de tener el software de videoconferencia adecuado y seguir los consejos que se mencionan aquí. Así, las reuniones en línea de tu empresa serán seguras y transcurrirán sin problemas.